SIGUE SOÑANDO

noviembre 1, 2019 0 By Blanca

En este post hablaré, sobre algunas de las muchas adaptaciones que faltan por hacer, para personas con discapacidad.

Para empezar, en el día a día, me encuentro con problemas a la hora de ir en metro y saber bien por dónde tengo que salir o entrar, distinguir cuantas paradas debo hacer hasta llegar al destino. Por un lado, todos los carteles, están escritos en “tinta”, (como llamamos las personas con discapacidad visual a lo escrito tipográficamente). Esto se solucionaría, poniendo al lado, otro cartel escrito en Braille o poniendo un botón, que te diga las paradas de esa linea de metro. 

Por otro lado, las personas que van en silla de ruedas, veo que lo tienen muy complicado para moverse autónomamente en el metro, tienen ascensores solo en algunas paradas y todas las lineas tienen escaleras para moverte entre estaciones.

Otra de las cosas que mi mente no llega a entender: el “lumbreras” que haya hecho las maquinas del metro, con pantallas táctiles… que aunque te hable, una persona que no ve, no sabe donde tiene que dar en la pantalla. TOTALMENTE ABSURDO.

También, a la hora de ir a un restaurante, las cartas, están en “tinta”, deberían tener una en Braille, como la tienen en otros idiomas, por sí viene alguien, que no pueda verla.

Como experiencia personal, en baños de lugares públicos, en las puertas, que ponga mujer y hombre en Braille, porque ya me ha pasado, que el muñeco de referencia, no estaba claro y me he metido en el baño de hombres, encontrándome con situaciones un poco incómodas.

Hablemos ahora de los supermercados, esto es una mina, donde no hay nada adaptado para personas con discapacidad. Empecemos por los productos, ninguno esta etiquetado en Braille, para que las personas ciegas o con discapacidad visual, puedan saber lo que compran con certeza. Sigamos con las adaptaciones para personas que van en silla de ruedas, directamente es casi imposible, que puedan hacer la compra. Y como punto y final, a la hora de pagar, los recibos, también están en “tinta”, con lo cual, a las personas que no vemos bien, nos la pueden colar o si vas a pagar con tarjeta, no ves las cantidades que ponen en el datáfono. 

Seguiré soñando, con este post, porque espero que la sociedad cambie todas estas cosas, ninguno de los que estemos leyendo este post, lo veremos.

Para finalizar, hay que poner de manifiesto, todas estas carencias que hay, para dar a conocer qué de verdad, el mundo todavía, no esta adaptado para las personas con discapacidad. 

Las personas con discapacidad, hemos nacido antes de nuestro tiempo, por eso el mundo aún, no esta adaptado para nosotros. SOMOS INCREIBLES, venimos de la Generación de la Adaptación, aún por llegar.

Conclusión, gente del mundo, prepararos, porque las personas con discapacidad que venimos de la generación S, de superación, (Generación de la Adaptación), vamos pisando fuerte.