IRONÍAS DEL DESTINO

noviembre 6, 2019 1 By Blanca

En este post, hablaré de una situación que vivi hace poco.

Todo empezó, en el maravilloso mundo del metro, como todas las historias buenas. Había quedado con unas amigas y para llegar, tenia que ir en metro. 

Entré en el metro, y tenía que hacer transbordo en Avenida de America. Para quien no haya ido a esa estación, es una de las mas grandes y liosas, en especial, porque das mil vueltas hasta que encuentras la linea que quieres.

Llegue a Avenida de America, iba andando con mis cascos, escuchando Dance Monkey y mirando el móvil. Cuando, por ironías del destino, me choque con alguien, ese alguien era una persona ciega que iba con su bastón. No me dio tiempo a reaccionar, porque me quede pensando, vaya casualidad, que justo, dos personas con discapacidad se choquen. 

Mi segundo pensamiento fue, la gente que me haya visto y no sepa que tengo discapacidad visual, se debe pensar que soy horrible, por chocarme con una persona ciega.

Desde aquí, si esa persona está leyendo este post, le pido perdón. El destino, es así de simpático.

Para finalizar, deciros que estas situaciones, me hacen gracia, porque normalmente ninguna de las dos personas sabe bien qué decir.

Conclusión, nunca sabremos, que nos deparará el destino.