EL CORONAVIRUS

marzo 20, 2020 0 By Blanca

En este post, hablaré sobre la situación actual de los supernials y en general, en relación con el COVID-19. Un virus que nos afecta a todos.

Como todos sabéis, la situación en España ha ido empeorando durante estos últimos días. Todos encerrados en casa por precaución y cumpliendo las pautas que nos van diciendo desde el Gobierno. 

Los supernials, igual que la gente mayor son personas de riesgo y por ello, hay muchas residencias tanto de ancianos, como de supernials intelectuales que han cerrado sus puertas a las visitas de familiares.

En muchas noticias que he ido leyendo durante estos días de confinamiento sobre este virus, dicen que estos supernials necesitan el contacto con sus familiares.  Es cierto, que eso ayuda a su desarrollo pero también hay que entender la situación actual y por su bien, es mejor anular dichas visitas.

En los medios de comunicación, cada día van diciendo el número de contagiados y de muertes que hay. Hoy por hoy, el número de fallecidos aumenta todos los días sustancialmente, es preocupante.

Desde mi blog, os quiero trasmitir un mensaje de tranquilidad y apoyo a todas aquellas personas, que están sufriendo esta situación con sus familiares o amigos. También, dar las gracias a los cuidadores de los centros de mayores o supernials intelectuales, a los sanitarios que están desbordados, a la policía por mantener el orden público y a todas las personas que están trabajando para nuestro abastecimiento y limpieza de las calles.

Tomaros estos momentos, para conoceros a vosotros mismos y a vuestros hijos, padres u otros familiares con los que estéis en casa, porque muchas veces estas con alguien pero no le conoces realmente al no pasar tiempo con ellos. Aprovechar para leer, dibujar, hacer deporte (en casa), jugar a juegos de mesa con la familia, hacer bizcochos, ver alguna película o serie que antes por tiempo no podías ver… 

Lo importante es no perder la calma, tener paciencia y no obsesionarse, ya que la mente a veces juega malas pasadas. 

Por último, mandaros un abrazo virtual a todos en estos momentos tan duros.

Conclusión, mucha fuerza.