DISCAFOBIA

febrero 10, 2020 0 By Blanca

En este post hablaré sobre la discafobia y los tipos de discafóbicos que existen; este concepto se está poniendo muy de moda, dentro del mundo de los supernials. 

Primero de todo, definamos que es este concepto, “disca” viene obviamente de “discapacidad” y “fobia”, es el odio o la antipatía intensos hacia algo o alguien en este caso. Por lo tanto, es el odio o la antipatía hacia los “supernials”.

Ahora, veremos los tipos de discafóbicos que hay. El primero lo llamaremos el “caga prisas”, estos son los que aparcan en las plazas reservadas para supernials, y se justifican diciendo que es un minuto. Algunos os veréis identificados con este tipo de personas, dado que si existe esa plaza, justo en ese sitio, es porque alguien la necesita.

A la segunda clase de discafóbicos, les llamaremos “los ombligos del mundo”, estos son aquellas personas que te ven y te ignoran, por ejemplo, cuando vas a un bar con tus amigos y el camarero les coge nota a todos menos a ti (supernial), o en clase, cuando hay un grupo de personas levantando la mano y el profesor da paso a todos, menos a ti. 

A los terceros, les llamaremos “los no lo he visto, no lo conozco”, estos son aquellas personas que se justifican diciendo, “claro como nunca ha venido alguien como usted”. Estas situaciones se dan por ejemplo, cuando una persona ciega va a un sitio publico como es correos y hay pantallas digitales que van indicando el numerito, y claro “como no va gente ciega a correos”, no ponen con voz la pantalla para que vaya diciendo los números. 

El siguiente tipo, los llamaremos “apañados”, son aquellos que dicen “no te preocupes que ya encontraremos un sitio o un momento para ti o para vosotros”. Este se da cuando, por ejemplo, en clase, se le olvida al profesor darte tu copia del examen adaptada y dice, bueno no te preocupes porque “ya encontraremos el momento para que tu lo hagas”. 

Los quintos, los llamaremos “los comentaristas”, son aquellos que sueltan comentarios sin tener en cuenta, como puede sentar a la persona a quien van dirigidos, estos pueden ser, preguntas o comentarios a lo “bajini”, por ejemplo, ¿como lo llevas? o ¿es duro para ti?. 

Y los últimos discafóbicos pero no por ello menos importantes, son los “poderosos”, aquellos que verdaderamente tienen el poder para cambiar las cosas. Y la gente, los locales y los transportes públicos, cumplan con la normativa de las adaptaciones para los supernials. Por ejemplo, un bar que tenga una rampa para las personas en silla de ruedas.

Para combatir a los discafóbicos, yo tengo tres métodos, el primero contestar (siempre con educación), el segundo tener mucha cara o morro, como hacen ellos. Por ejemplo, “que no podía entrar aquí, pues ya estoy dentro”. Y el tercer método, es denunciar ante la justicia, cuando existe alguna discriminación o abuso. 

Estas son algunas frases que se utilizan sin pensar y son “discafóbicas”; Felizmente, no se te nota mucho. En mi época, a estos niños se les llamaba… Es que no tengo experiencia con personas supernials. Cuando veo a niños así, doy gracias a Dios porque mis hijos están sanos. 

Por último, para erradicar la discafobia cada uno tiene sus métodos, pero en general, lo mejor es exponer estas situaciones o comentarios cuando se den.

Conclusión, “Cualquier vida es única e irrepetible y tiene tanto valor como otra. Si hubiese una vida sin importancia, ninguna sería importante”, (Olga Bejano).