CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL

mayo 1, 2020 0 By Blanca

En estos últimos días, se está hablando mucho sobre los centro de educación especial, dado que el Gobierno, ha tomado algunas medidas al respecto de estos colegios. Yo, no me voy a meter en temas polémicos a decir, que el Gobierno lo hace bien o mal, solo diré en este post los beneficios que tienen estos centros para los supernial y porqué considero que deben permanecer abiertos.

Para las personas que no sepan con certeza para qué sirven estos colegios, haré una breve definición; son centros, que promueven y sostienen estrategias de integración, participación de los alumnos con necesidades en el ámbito social, educativo y laboral.

Todos sabemos las etapas que tienen los colegios ordinarios. Infantil y primaria, estas fases normalmente se dan en un centro o colegio y la secundaria y el bachiller en institutos. Al contrario de los centros de educación especial, que muchos desconocen, las etapas son distintas. Tienen tres fases, Educación Infantil, Enseñanza Obligatoria Básica y Transición a la Vida Adulta. 

La Educación Infantil, esta etapa comprende a los niños de 3 a 6 años. No es obligatoria, algunos centros de educación especial no la ofrecen. 

Educación Básica Obligatoria, la edad para cursar esta etapa está entre los 6 y los 16 años. Es de carácter obligatorio, como su nombre indica y se puede distribuir en diferentes ciclos. La forma de hacer las agrupaciones depende del centro, por ello, se pueden encontrar diferencias entre unos y otros. El alumno en esta etapa tiene las mismas características que hay en el régimen ordinario, pudiendo estar en esta fase hasta los 18 años. Dependiendo del alumno y de su adaptación a las diferentes “asignaturas”, se ira modelando sus actividades para ampliar o disminuir el nivel. En los últimos años de esta etapa, se debe dar más importancia a aquellas “asignaturas”, que tengan relación con el mundo laboral y la inclusión social. 

Transición a la Vida Adulta, en esta etapa normalmente el alumno de 16 años que haya cursado la Educación Básica Obligatoria en un centro de Educación Especial, o por otro lado, los supernial con 18 años que hayan repetido dos veces en la fase anterior y se lo recomienden, también pueden cursarla. Esta etapa, tiene un ciclo de dos años que puede ampliarse a uno más cuando el alumno por su situación lo requiera o cuando las posibilidades laborales del entorno así lo aconsejen. Por lo tanto, la edad para terminar en estos centros es de 21 años. Esta etapa les enseña, a ser autónomos e integrarse en la sociedad. Esta etapa tiene tres fases, autonomía personal en la vida diaria, integración social y comunitaria, y orientación y formación laboral. 

Una vez terminadas estas tres etapas, todos los alumnos escolarizados en estos centros, reciben una acreditación del centro educativo. En la misma, constan los años cursados, una orientación sobre su futuro académico y profesional, que no prescribe y es confidencial.

El 90% de niños que tienen un problema de aprendizaje, van a colegios ordinarios con un refuerzo y el 10% de niños que necesitan apoyo para integrarse van a centros de educación especial. 

El CERMI, es de las primeras organizaciones que le ha exigido al Gobierno que elimine estos centro. A mí parecer esto es gravísimo, que una organización que protege los derechos de los supernial, exija que no haya centros donde ayudan a integrarse socialmente y laboralmente a los supernial… me deja SIN PALABRAS. 

Ayer, en el programa “Ya es medio día”, una madre de un niño con síndrome de down, explicaba los beneficios de llevar a su hijo a centros de educación especial. Ponía como ejemplo, que dentro del centro de su hijo tenían un apartamento para enseñarles, cosas cotidianas del día a día, como que no se les escape el gas de la casa, como funciona la cocina, como pagar en las tiendas sin que les engañen, les enseñan a como moverse en trasporte público… Otro ejemplo que ponía, es que en el centro donde va su hijo, tienen unas gafas de realidad virtual, con las que pueden visitar museos, pueden hacer simulaciones como subir en el trasporte publico, y les ponen situaciones de la vida cotidiana para que se desenvuelvan sin problemas a la hora de vivir solos autónomamente. 

Todos estos beneficios no se los puede proporcionar un colegio ordinario. En mi caso, cuando era pequeña en el colegio, necesitaba apoyo para algunas asignaturas como matemáticas, para hacerlas en Braille y lo único que hacían era sacarme de clase al pasillo a una mesa, a decirme cuatro cosas. Y yo me pregunto, ¿van a hacer lo mismo con todos esos supernials, que van a centros de educación especial y quieren trasladarlos a colegios ordinarios?, ¿o pretenden que haya clases diferentes de supernials y niños que no lo son? y eso, ¿no es discriminatorio?. 

Por último, he querido hacer esta reflexión para que vean los beneficios que tienen estos centros para los supernials y entiendan, la indignación de algunos padres por este motivo, de eliminar los centros de educación especial. 

Conclusión, tener igualdad, no significa tener las mismas características, como en este caso tener el mismo centro educativo para todos. La igualdad es tener las mismas oportunidades con los medios óptimos que necesite cada uno, para llegar al mismo punto todos, (integrarse en la sociedad). 

Os animo a todos, a comentar los beneficios de los centros de educación especial para los supernials.