BARRERAS

octubre 9, 2019 0 By Blanca

En este post, hablaré sobre las barreras que podemos encontrarnos a lo largo de nuestra vida, las personas con discapacidad. 

A lo largo de mi corta vida, (solo tengo veintidós años), ya me he encontrado con algunas barreras. Y no porqué yo me las ponga, si no que la sociedad nos las impone.

Para empezar, cuando eres pequeño la educación de tus padres es fundamental, ellos son los primeros que deben apoyarte a ser independiente y no depender de nadie. 

Desde que estás en el colegio, hasta que llegas a la universidad, también te ponen barreras los profesores, diciéndote, “a donde te crees que vas a llegar así”,  “no vas lo suficientemente rápido para pasar a la universidad” o “tu letra no es legible, no vas a aprobar”…

Por un lado, este tipo de comentarios, te caen como un rayo, pero por otro lado, yo me los tomo, como un soplo de animo para superarme aún más, pues cuanto más me dicen no, más intento dejarles con la boca cerrada. Si yo creo poder hacerlo, no tiene que venir nadie a frenarme.

Después, sales al mundo laboral y te encuentras con las típicas empresas que no contratan a personas con discapacidad por los prejuicios que tienen. Estos son sus pensamientos, “las personas con discapacidad se ausentan más de su puesto de trabajo, tendrán más problemas a la hora de adaptarse al puesto, su rendimiento será menor, las adaptaciones para el puesto serán caras y si le tengo que despedir, me meterá en problemas legales”.

Ahora, como vamos a poder avanzar las personas que tenemos discapacidad, existen falsos prejuicios sobre nosotros…

Para terminar, quería mandar un mensaje desde mi blog, a todas esas personas y empresas, que tienen “discafobia”, fobia a las personas con discapacidad. No podéis frenar a una persona que no se pone freno, como es mi caso.

Conclusión, nunca os pongáis barreras vosotros mismos, la sociedad ya pone bastantes.